miércoles, 14 de junio de 2017

PIE DE FOTO




  EL REFLEJO DE LA FELICIDAD


 

HAIKU



            HAIKU

 

MIS POEMAS



         MIS POEMAS

120.Esa piadosa rima, en que he sabido.

Esa piadosa rima, en que he sabido
de vuestro ingenio y vuestro noble afecto,
ha tenido en mi pecho tal efecto
que pluma en mano rápido he cogido,

por haceros saber que aún no he sentido
el bocado de aquella cuyo efecto
todos esperan; aunque gran trayecto
casi a sus puertas mismas he corrido.

Volví después atrás, porque vi escrita
sobre el umbral leyenda que decía
que aún no era el tiempo de mi cita,

si bien volví sin ver hora ni día.
Así pues sosegaos de vuestra cuita
y hallad, si honrar sabéis, otra alma pía.


 MI POEMA 1
  
 Este poema en el que hago saber
de tu inteligencia y tu cariño,
tengo en mi pecho una sensación
y he cogido un lápiz para plasmarlo.

Te digo que no he sentido
lo que todo el mundo piensa,
aunque casi lo consigo.

(Versión de Cynthia Caro, 3ºC)

344.Fue Amor quizás un tiempo dulce cosa.

  
 Fue Amor quizás un tiempo dulce cosa,
aunque no sepa el cuándo; hoy más amarga
que nada; y bien lo sabe quien lo carga,
después que lo aprendió de aquella diosa,

que, siendo al siglo nuestro prez honrosa,
puebla hoy Cielo que todo bien alarga,
alivio fue en sus días de mi carga,
hoy ni un momento el alma me reposa.

Todo mi bien la Muerte me arrebata
y no hay contento que mi estado adverso
pueda consolar de quien lo mata.

Lloré y canté, y no sé mudar ya verso;
mas día y noche el mal que el alma ata
por lengua y ojos hoy suelto y disperso.


  MI POEMA 2

 Todo mi mal la Muerte me arrebata,
no hay mal que mi estado dichoso
pueda amargarme aunque lo intenten.


Dia y noche, lloré y canté de alegría
y todo lo bueno en mi se quedaba
y lo malo se desprendía.

(Versión de Cynthia Caro, 3ºC)

PRESENTACIÓN DE LAS CANCIONES



PRESENTACIÓN DE LAS CANCIONES

 

PRESENTACIÓN SOBRE LOS AUTORES



     FERNANDO DE HERRERA

Nací en Sevilla en  1534 y morí en 1597 con 63 años.Fui un Poeta, historiador y crítico español, me llamaban el DIVINO por mis coetáneos. Fui el principal representante de la escuela poética sevillana del siglo XVI.
Nací en una familia humilde. Mi padre era hidalgo de pocos bienes, me educó un maestro llamado Pedro Fernández de Castilleja, pero no obtuve ningún título académico. Tenía la ambición de ser enciclopédico con mi amigo Juan de Mal Larga. Cursé estudios eclesiásticos y recibí órdenes menores. Siempre he tenido una pasión por la libertad absoluta y sinceramente nunca me abría fácilmente a la intimidad y amaba la soledad y el silencio. Sentí una pasión intensa por Doña Leonor de Millán y toda mi lírica amorosa giró en torno a este amor, aunque nunca dije su Nombre, siempre me refería a ella como luz, sirena, estrella, etc. Pero cuando ella murió dejé de escribir poesía y me dediqué a la literatura y a la historia. Soy una persona muy perfeccionista e inventé una ortografía más ajustada al sonido de las palabras  y una puntuación especial para señalar las pautas de la lectura (hiatos, sinéresis y dialefas). Era muy escrupuloso con mis obras tanto que incluso alguna vez llegué a rehacer alguna de ellas para buscar la perfección de mis obras.


SONETO LXXXVII

El  poema trata de su amor por una mujer y de cómo su amor va aumentando por momentos, mostrando también cómo sufre por dicha relación en la que no sabe cómo va a resultar parado. Consta de 14 versos endecasílabos, de rima consonante. Como tema, usamos las frase: la descripción del amor de su amada. En este soneto podemos encontrar estos recursos literarios:
  • Metáfora: Cuando dice “pecho” se refiere al corazón. Cuando dice “con mayor fuego” se refiere a con un daño mayor.
  • Símil: Cuando se refiere a la “llama pura”, se refiere al amor en sí.

SONETO XIX.
En el soneto, Fernando de Herrera quiere expresar su desesperación y frustración al ver que no puede estar con su amada. Y que mientras él la espera la vida pasa, y ella nunca llega. La rima de este soneto es consonante. Podemos destacar los siguientes recursos:
  • Paralelismo: repetición de estructuras  al principio de los cuartetos “yo vi” y de los tercetos “yo veo”.
  • Hipérbaton: alteración del orden de la palabras en los versos  1 “unos bellos ojos” y el 11 “el rendido pecho”.
  • Personificación: en el verso 2 “dulce flecha” y en el verso 14 “ciego engaño”.

MITOS DEL AMOR ROMÁNTICO


   MITOS DEL AMOR ROMÁNTICO


Existen abundantes mitos sobre el amor romántico, pero en especial voy a hablar de uno que me ha impactado bastante.
Este mito consiste en que uno o varios miembros de la relación dicen estas palabras “Sin ti no soy nada” o “No puedo vivir sin ti”.
Cualquiera de las dos en mi punto de vista es un error, ya que tu debes ser siempre independiente y aunque estés en una pareja nunca puedes depender de la otra persona.
Esto suele pasar mucho en la actualidad, demasiadas parejas dependen de la relación y para ellos esa relación es lo más importante y se equivocan ya que lo más importante en tu vida no es una relación, sino tú. Tú eres lo más importante en tu vida y habrá momentos y personas que te ayudarán en la vida y te harán más feliz, pero en ningún momento puedes crear una dependencia hacia estas personas.
Aunque parezca mentira hay medios que fomentan esta dependencia, como por ejemplo algunas canciones.
Cuando la dependencia se une a una relación de pareja, mayoritariamente causa efectos negativos en ella, ya que una vez creada esta dependencia las personas que la sufren suelen pasarlo mal, ya que pueden entrar en una depresión en el caso de que su pareja decida dejar la relación y esto crearía una gran frustración en esta persona. También, estas personas no pueden vivir sin controlar cada movimiento de su pareja, esto desemboca en un ambiente de control y celos.

En conclusión, este mito protagonizado por las frases dichas anteriormente ( “Sin ti no soy nada” o “No puedo vivir sin ti” ) está basado en la dependencia, la cual está demostrado que es negativa para una relación de pareja.
Por lo que, las mujeres y los hombres deberían sentirse completos sin pareja y centrarse en luchar por su felicidad y libertad sintiéndose libres, con o sin pareja. Al fin y al cabo, todos deberíamos sentir que el amor de nuestra vida, somos nosotros mismos.